ENTRE AZUL Y BUENAS NOCHES…ESTOY YO.











{junio 12, 2011}   ¡No te conviertas en víctima del mobbing!

Aprende a detectar el acoso laboral y no permitas que acabe con tu carrera profesional.

 

Mobbing es un término en inglés que significa “acosar, atacar con violencia”. En el ámbito laboral, el mobbing se da cuando un trabajador ejerce violencia psicológica injusta y excesiva, sobre otro empleado.

La finalidad del hostigador, o mobber, es desmoralizar a la víctima para que abandone su puesto en la compañía. Este objetivo le es fácil de alcanzar, pues poco a poco la víctima va tomándole miedo a su lugar de trabajo.

¿Cómo reconocer a un mobber?

El mobber suele ser un individuo resentido, envidioso y egoísta, el cual desencadena su ira contra quien considera una amenaza para su carrera profesional. Es caprichoso, arrogante, y sufre de una necesidad excesiva de ser admirado.

Este personaje es consciente de sus limitaciones y deficiencias, por lo que no soporta la competencia; llegando a percibir como un peligro, cualquier personalidad que sea más habilidosa que la suya. Son los éxitos y méritos de la víctima, los que generan el sentimiento de codicia y aversión en el acosador.

¿Cuáles son las estrategias del mobber?

Por lo general, el hostigador busca que sus acciones tengan un carácter clandestino, pues no quiere que los demás se den cuenta de lo que está haciendo.

Algunas de sus estrategias habituales son:

§   Insultar a la víctima cuando están solos.

§   Asignarle tareas degradantes, o con plazos imposibles de cumplir.

§   Sobrecargarle con mucho trabajo.

§   Ignorarle y excluirle de las reuniones o proyectos.

§   Criticar constantemente su trabajo.

§   Entorpecer su desempeño laboral ocultándole información.

¿Quiénes son susceptibles de convertirse en víctimas?

A diferencia del acosador, las víctimas suelen ser personas con un alto sentido de la ética y la justicia. Poseen además, alguna característica positiva que los distingue del resto del grupo; desgraciadamente, es esa cualidad la que provoca resentimiento en el hostigador.

No existe un único perfil psicológico de la víctima de acoso. Sin embargo, los expertos han identificado ciertas personalidades que son susceptibles de convertirse en presa de los acosadores.

§   Personas brillantes: individuos talentosos y atractivos, líderes natos, que se vuelven objeto de envidia del acosador.

§   Personas amenazantes: sujetos altamente capacitados e inteligentes, que son percibidos como una amenaza por parte de los líderes del grupo. 

§   Personas vulnerables: personas que por su sexo, religión, cultura o discapacidad, son consideradas como “intolerables”.

De no detectarse a tiempo, el acoso laboral puede ocasionar despidos injustificados, absentismo, o abandono voluntario del trabajo. Asimismo, las agresiones que recaen sobre la víctima provocan su desmoronamiento emocional y psicológico; llevándole a la somatización del conflicto, y en casos extremos, al suicidio. 

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: